Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Cinco consejos para evitar el caos en Cloud Computing

Por Scott Koegler – Tech Page One

Los entornos informáticos basados ​​en Cloud Computing tienen muchas ventajas, es por eso que un número creciente de organizaciones se están mudando a ellos. Pero al igual que cualquier tecnología, los sistemas basados ​​en la nube tienen complejidades que necesitan ser entendidas y manejadas adecuadamente. Los servicios basados ​​en la nube son fáciles de instalar, pero no dejes que la simplicidad te engañe cuando existen varias instancias en este servicio y cientos de casos adicionales de otros servicios que se ejecutan.

En la primera y segunda parte de esta serie, te he proporcionado consejos para ayudarte a planificar tu ascenso a la nube y en la tercera parte he discutido algunas maneras de tomar el control de la sombra de TI en una empresa. Aquí, en la última entrega de la serie, te platico algunos consejos que te ayudarán a desarrollar un plan para gestionar toda tu infraestructura basada en la nube antes de implementarla por primera vez.


1) Entender qué necesidades deben ser controladas

Independientemente de las configuraciones básicas que utilizas (nubes públicas, privadas o híbridas), los problemas en los entornos informáticos tradicionales no desaparecen simplemente en la nube. Los temas relacionados con la migración, gestión de configuración, rendimiento, ancho de banda y el aprovisionamiento de servicios requieren una atención continua. Además, las cuestiones específicas de los despliegues en la nube, como "zombis" o instancias que ya no están en uso activo, pero que aún son recursos que consumen, pueden crecer fuera de control.

Ivo Vachkov, un ingeniero de software en Xi Group Ltd., ofrece algunos consejos para obtener el control de entornos en la nube:

1- La migración adecuada a la nube requiere el desarrollo de un "pensamiento elástico" como una habilidad. Esto está directamente relacionado con el diseño de escalabilidad.

2- ¡Las fallas sucederán! Siempre hay que pensar en la recuperación ante los desastres.

3- Automatizar, automatizar, automatizar. No estás usando la infraestructura de la nube correctamente si alguien tiene que iniciar sesión en cada servidor para ejecutar un único comando. "Automatizar todo" debe ser tu nuevo mantra.

4- Supervisar todo. Desarrollar las herramientas para analizar el rendimiento de la aplicación en términos del negocio y atar los datos aprendidos posterior al control.

5- Estar preparado para el siguiente paso lógico: los grandes datos. Desarrollar la capacidad de análisis rudimentarios para ayudar a evaluar los datos ya en la mano.

2) Aprovechar las herramientas para consolidar y automatizar las tareas repetitivas

Afortunadamente, hay herramientas disponibles que llegan a través de múltiples plataformas en la nube y consolidan las tareas que normalmente requieren la gestión individual. A medida que sus despliegues aumentan en número, variedad y complejidad, los sistemas automatizados se deben poner en marcha para manejar las tareas repetitivas, incluyendo aquellos alrededor de despliegue, gestión de la configuración, la instancia de la clonación y la supervisión del rendimiento.

3) Poner a los profesionales adecuados en su lugar

Un nuevo medio ambiente requiere nuevas, o por lo menos, diferentes habilidades. Según Forbes, las organizaciones tienen que mejorar en dar a sus equipos de TI la capacitación y el apoyo que necesitan para mover el negocio a la nube: "la escasez de competencias ya están demostrando ser un tapón de los muchos esfuerzos en la nube", escribió el colaborador Joe McKendrick.

Los miembros del personal que tengan experiencia en la gestión de los sistemas tradicionales tendrán que construir experiencia y conocimientos en nuevas áreas. Algunas de las habilidades más comunes que necesitarán, incluyen: 

  • Gestión de aprovisionamiento
  • Vigilancia y protección de recursos
  • Tareas de virtualización
  • Automatización de despliegues
  • Seguridad y cumplimiento
  • Optimización del rendimiento
  • Planificación y diseño
  • Migración a entornos de nube

4) Mantener la coherencia

Con los socios proveedores en el lugar correcto y un plan claro para implementar sistemas en un nuevo entorno basado en la nube, se puede empezar a aprovechar todas las ventajas de Cloud Computing. Pero mientras el movimiento está en curso, es importante estar al tanto de las actividades que pueden desviarte de tu propósito y retrasar la consecución de las metas.

El uso de Shadow IT podría continuar, ya que los empleados se han acostumbrado a trabajar con servicios de bajo costo y fáciles de usar. Utiliza una herramienta de descubrimiento de Shadow IT para controlar su uso y generar alertas e informes, y continuarás presentando los incentivos para que todos en la organización utilicen los recursos sancionados. Esto será más fácil de lograr si eres capaz de negociar un precio mejor para los usuarios de los recursos.

También puedes crear opciones de configuración estandarizadas que los usuarios puedan seleccionar para su despliegue inmediato y la pareja con la facturación interna pre-aprobada que asigna el gasto con el presupuesto adecuado. Si es necesario, hay que crear desincentivos al restringir los reembolsos de gastos de recursos no autorizados.

5) Implementar un sistema de gestión de la nube

Con el personal capacitado en su lugar, será más sencillo instalar un sistema de gestión de la nube que permita a tu equipo concentrarse en la entrega de los recursos de una manera metódica y consistente. El sistema de gestión se encarga de las tareas repetitivas, incluyendo el aprovisionamiento, la ampliación, recuperación, valorización y lleno de capacidad, según sea necesario.

Comienza con despliegues pequeños para asegurar que los controles estén en su lugar y completamente entendidos antes de dar una patada en el alto engranaje. Alessandro Perilli de Red Hat, recomienda comenzar en pequeño, incluso si el plan final es ir a lo grande. "Sí, usted puede construir una nube en seis meses, pero eso es sólo el principio", dice. "Es necesario añadir piezas y evolucionar hacia la solución, obtener más madurez y añadir más control y gestión de la capacidad. No se construyen todos los componentes durante una noche".

Al seleccionar un sistema de gestión de la nube, verás muchas capacidades, pero dos de los requisitos más importantes es que el sistema sea compatible con las plataformas principales de la nube y que incluyan instalaciones coordinadas para hacer un seguimiento y control de los activos de la empresa.

Al crear una infraestructura basada en la nube, puedes incluir planes para traer a tu personal actual de TI con formación específica y considerar la adición de nuevos empleados que ya tienen experiencia en el uso de las instalaciones que estás trayendo en línea. Además, esto proporcionará a los miembros del equipo las herramientas adecuadas para gestionar los recursos, incluyendo herramientas automatizadas que les permitan concentrarse en la mejora de los servicios en lugar de perseguir detalles repetitivos. Aprovecha los nuevos activos para ayudar a que tu empresa se adelante a la competencia.

¿Cómo vas a establecer tus servicios en la nube para alcanzar el éxito?

No importa el desafío, Dell cuenta con la tecnología necesaria. Conoce algunos casos de estudio.

Deja un comentario