Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Cómo Windows 10 consigue su huella compacta

Los dispositivos Windows pueden ser ligeros y bastante móviles, sin embargo, cuando lo necesiten, podrán tener todas las capacidades del OS Windows. Los equipos de Almacenamiento e Implementación de Windows, la gente que ha traído modernas API de almacenamiento, Sensor de Almacenamiento, configuración, y servicio a su teléfono, tableta, laptop y escritorio, quisieran presentarles como le dan a Windows 10 una huella compacta.

Compactación a través de compresión del sistema y mejoras en recuperación

Windows 10 emplea dos enfoques separados e independientes para conseguir una huella compacta. Primero, Windows 10 aprovecha un eficiente algoritmo de compresión para comprimir archivos de sistema. Segundo, las mejoras en recuperación han removido el requerimiento de una imagen de recuperación separada.

Con las versiones actuales, Windows puede comprimir sistemas de archive de manera eficiente. Esto nos regresa casi 1.5GB de almacenamiento para Windows de 32-bit y 2.6GB de almacenamiento para 64-bit. Los teléfonos también podrán utilizar este mismo eficiente algoritmo de compresión y de la misma manera, con Windows 10, tener esos ahorros en la capacidad.

También rediseñamos las funcionalidades de Refrescar y Reiniciar de Windows para ya no tener que utilizar una imagen de recuperación separada (por lo general preinstalada hoy en día por los fabricantes), para llevar a los dispositivos Windows de regreso a un estado prístino. Esto reduce aún más la huella de almacenamiento de Windows ya que la imagen de recuperación en dispositivos típicos puede tener un tamaño que va de los 4 a los 12GB, dependiendo de la marca y modelo. Los teléfonos ya tienen una solución de recuperación de almacenamiento optimizado por lo que, a diferencia de la compresión, esta mejora es sólo para tabletas, laptops y escritorio.

Con estas nuevas y mejoradas funcionalidades, los dispositivos que corren Windows 10 tendrán más espacio libre para fotos, videos y música, como lo muestra la siguiente imagen.

Como Windows 10 consigue su huella compacta

Windows utiliza la compresión cuando es necesario

Para asegurar que los archivos de sistema comprimidos no afectan de manera negativa la capacidad de respuesta del sistema, Windows considera un número de factores cuando evalúa si un dispositivo debe utilizar o no la compresión.

Un factor importante es la cantidad de memoria (RAM) con la que cuenta un dispositivo. La cantidad de RAM de un dispositivo determina qué tan seguido recupera archivos de sistema desde el almacenamiento. Otro factor importante es qué tan rápido el CPU de un dispositivo puede correr el algoritmo de descompresión cuando recupera archivos de sistema. Al considerar estos y otros importantes factores, Windows es capaz de evaluar si un dispositivo puede utilizar la compresión sin reducir la capacidad de respuesta que puede ser percibida por el humano.

Debido a la diversidad de dispositivos Windows existentes, Windows 10 realiza esta evaluación de idoneidad en la ruta de la actualización. Si los archivos de sistema comprimidos te van a dar de regreso capacidad de almacenamiento sin comprometer la capacidad de respuesta de tu dispositivo, la actualización comprimirá de manera automática Windows 10. Para los nuevos dispositivos Windows 10, los fabricantes realizan la evaluación de idoneidad y permiten la compresión del sistema de manera apropiada.

Sobre el tema del desempeño de la compresión, realizamos un análisis y afinación extensivos para la primera iteración de la compresión del sistema (llamado WIMBOOT, ya hablaremos más adelante al respecto). La iteración de Windows 10 de la compresión del sistema mantiene esa afinación del desempeño y obtiene la ventaja de la afinación y la capacidad basado en datos de desempeño de los dispositivos en el mercado. La posibilidad de una compresión del sistema a través de software significa que Windows se puede adaptar mientras el panorama de dispositivos evoluciona.

Windows 10 no solo utiliza de manera inteligente la compresión para mantener eficiente la huella del sistema, también la utiliza para mantener pequeña la huella de las aplicaciones de la Tienda. Cuando hace sentido la compresión para archivos de sistema de un dispositivo, también lo hace para estas aplicaciones. Debido a la compresión, tendrán más capacidad de gasto para aplicaciones de la tienda y estas mismas aplicaciones utilizarán menos capacidad.

En resumen, la compresión del sistema permite a Windows 10 brindar ahorros en capacidad donde es importante y sin comprometer la capacidad de respuesta del sistema que puede ser percibida.

La recuperación es ligera y eficiente

Sin una imagen de recuperación separada, las funcionalidades de Refrescar y Reiniciar reconstruirán el sistema operativo en el lugar a través de archivos de sistema de ejecución. Esto no solo toma menos espacio en disco, también significa que ustedes no tendrán una enorme lista de actualizaciones de sistema operativo para reinstalar después de recuperar su dispositivo.

Aunque Windows ya no requiere una imagen de recuperación separada, Windows aún puede recuperar un dispositivo por corrupción severa. Con Windows 10, pueden crear sus propios medios de recuperación y respaldar el estado original del sistema operativo y del software preinstalado. Si las cosas van mal y no pueden refrescar o reiniciar de manera exitosa su dispositivo, pueden arrancar el dispositivo a través de medios de recuperación y reiniciarlo al estado original anterior.

La compactación de Windows 10 es la evolución de WIMBOOT

Antes de Windows 10, Windows 8.1 consiguió una significativa reducción de huella a través de una configuración de implementación especial llamada Windows Image Boot (WIMBOOT). Si están interesados en esto, aquí hay una liga a un pequeño texto sobre WIMBOOT.

WIMBOOT permitía a dispositivos Windows 8.1 preparados de manera especial, tener todo lo bueno de un eficiente algoritmo de compresión sin comprometer la capacidad de respuesta. “Preparado de manera especial” significa que los fabricantes tuvieron que utilizar un proceso de instalación diferente. El resultado era sólo un pequeño subconjunto de dispositivos Windows 8.1 que disfrutaban de las bondades de las capacidades de ahorro de WIMBOOT. Windows 10 cuenta con el algoritmo de compresión integrado de manera transparente con el resto del OS para que el proceso de instalación sea impactado al mínimo. Como ya se mencionó, Windows 10 puede incluso comprimir el OS sobre la actualización, si un dispositivo tiene la capacidad de hacerlo y requiere la compresión.

Trabajamos para llevar la actualización a dispositivos de baja capacidad

La razón por la que los dispositivos Windows 8.1 que utilizan WIMBOOT aún no pueden actualizar a Windows 10 es debido a que muchos de ellos tienen un almacenamiento de sistema muy limitado. Esto representa un reto cuando necesitamos tener disponibles durante el proceso de actualización el OS Windows 8.1, la imagen de instalación descargada, y el OS Windows 10. Hacemos esto porque necesitamos poder restablecer la máquina de regreso a Windows 8.1 si algo inesperado sucede durante la actualización, como una pérdida de energía. En resumen, los dispositivos WIMBOOT presentan un reto de capacidad para el proceso de actualización y estamos en el proceso de evaluación de algunas opciones para una ruta de actualización segura y confiable para estos dispositivos.

La huella compacta de Windows 10 les regresa espacio de almacenamiento

A través de los ahorros de capacidad de la compresión del sistema y las mejoras en la recuperación, los dispositivos Windows pueden ser ligeros y con una alta movilidad, y aun así, cuando lo necesiten, tener todas las capacidades del OS Windows.

Deja un comentario