Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

E-Clothing: Funcional pero frívola

Por Eric Searleman

Hace años un familiar me regaló una camiseta con un abultado adaptador. Cuando encendí el interruptor, la camiseta se iluminó como el cielo en pleno 4 de Julio. En ese momento, yo no sabía si se trataba de un frívolo regalo de broma o una gran manera de convertirme en un globo de plasma. 

No sabía entonces que mi regalo fue un precursor del floreciente mundo de la ropa interactiva – o E-clothing – donde la innovación es igual a nuevas fuentes de ingresos. Desde entonces, los fabricantes han estado ocupados creando guardarropas con todo tipo de tecnologías. ¿Para qué comprar una sudadera anticuada cuando puedes tener una camiseta de alerta médica? ¿O  una chamarra con aire acondicionado? ¿O un bikini con chaleco salvavidas?


A raíz del llamativo cuello redondo de mi camiseta, en la actualidad hay varias maneras de agregar brillo a tu ropa. Por ejemplo: Limor Fried, fundador de Adafruit, ha hecho del mundo un lugar más brillante para vivir. Su compañía ha descubierto cómo hacer que Chuck Taylors y moños para el cabello brillen.

Más que nada, la ropa interactiva debe ser funcional, incluso si es un poco rara. Sin lugar a dudas una camiseta que puede detectar la presencia de Wi-Fi sería una cosa útil para llevar si usted está en busca de un café o una cafetería para utilizar la computadora.  El diseñador holandés Erik De Nijs ganó un poco de fama años atrás por coser un teclado totalmente funcional en un par de jeans. Después de todo, no te quieres quedar varado sin un teclado, incluso en los Países Bajos.

Mucha de la ropa interactiva está vinculada a la salud personal. No es ninguna sorpresa. Monitores de ritmo cardíaco, dispositivos médicos en forma de pulsera y collares para seguridad en el agua se están volviendo cada vez más omnipresentes en estos días. Para las mujeres, el Glide Supernova Glide Bra es una buena manera de controlar los latidos del corazón durante actividades deportivas. Y si eres un milenario que considera las aplicaciones del celular como una necesidad del guardarropa (Nota para la generación X: Es una cosa generacional. Acostúmbrense.), hay todo tipo de empresas de tecnología que rápidamente te inscribirían en un programa de acondicionamiento físico (Jawbone Up y Fitbit, por mencionar algunos).

Mi camiseta con adaptador se fue hace mucho (reciclada con todos mis cartuchos de Game Boy Color, lamentablemente), pero hay un montón de otras cosas para complementar mi guardarropa. Abrigos de piel cargados electrostáticamente, chalecos multiusos para gamers, pantalones con forma de memoria y exoesqueletos robóticos – todas estas cosas son ya una realidad. La moda siempre ha sido influenciada por la tecnología de alguna manera. Hoy en día es más como Bladerunner con todos conectados y viviendo “a la última moda”. 

Deja un comentario