El poder de la tecnología para promover el bien o el mal depende de quien la controla

Originalmente publicado en The Parallax 


puedes ver la publicación original aquí