Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Hackean Linkedin

LinkedIn ha confirmado el robo de 6, 5 millones de contraseñas.

Vicente Silveria, director de LinkedIn, dijo a través de un post en el blog oficial de la compañía que están seguros de que algunas de las contraseñas comprometidas corresponden a cuentas LinkedIn, pero éstas ya han sido deshabilitadas hasta ahora suman más de 6.5 millones de contraseñas filtradas y posteadas en un sitio ruso de hackers. LinkedIn se encuentra actualmente dándole seguimiento a los reportes.

La anomalía fue detectada por la compañía noruega Dagens IT y confirmada por el experto en seguridad en Internet, Per Thorsheim. Por ahora la medida recomendada es cambiar la contraseña anterior de inmediato para evitar robo de identidad. De hecho, las contraseñas no están publicadas tal cuál en el sitio, sino que se encuentran disponibles en una forma de código encriptado llamado “hashes” que los hackers pueden adivinar a través de distintas técnicas.

Ante la confirmación de la red social mediante su blog, recomiendan los siguientes procedimientos:

1. Los miembros que tienen cuentas asociadas con las contraseñas comprometidas notarán que la clave de su cuenta LinkedIn ya no es váilda.

2. Estos miembros también recibirán un correo de LinkedIn con instrucciones de cómo restablecer sus contraseñas. No habrá ningún link en el correo. Por razones de seguridad, nunca deberán cambiar su contraseña en ningún sitio web siguiendo un vínculo en un correo.

3. Estos miembros afectados recibirán un segundo correo de nuestro equipo de Soporte al Cliente con un poco más de contexto sobre esta situación y porqué se les está solicitando que cambien sus contraseñas.

LinkedIn cuenta actualmente con alrededor de 161 millones de usuarios, por lo que 6.5 millones significaría un número bastante elevado sin llegar a ser la gran mayoría. Sin embargo, teniendo en cuenta que muchos usuarios probablemente tengan la misma contraseña, el peligro se vuelve aún más grande. Lo mejor por hacer en este caso es que, sea cuál sea el caso en el que se encuentren, hagan el cambio de contraseña. Thorsheim recomienda hacerlo en un lapso no mayor a… ¡ya!

fuente

Deja un comentario