Infografía: El Internet de las Cosas libera el poder de los datos en un mundo conectado

Por Joanna Schloss – Direct2Dell 

Últimamente he pasado mucho tiempo pensando en el impacto del Internet de las Cosas (IoT) en casi todos los aspectos de nuestro trabajo y en nuestras vidas. Hoy en día, nuestros teléfonos, casas y automóviles son cada vez más inteligentes gracias a una serie de sensores integrados y capacidades de geolocalización. IoT también está generando grandes avances en el trabajo, lo cual es reforzado por la encuesta EMA patrocinada por Dell, que recientemente reveló que el 47 por ciento de las organizaciones encuestadas ven a IoT como algo esencial o importante para su negocio. 

Algunos expertos dicen que IoT es una revolución, pero yo lo veo más como una evolución porque los datos ya existen en muchas formas, y el reto es conseguir la información correcta en el momento adecuado para la persona adecuada. Para sacar el máximo provecho de IoT, las organizaciones deben primero limpiar algunos de los principales escollos.

En la siguiente infografía se ilustran algunas de las conclusiones de nuestro estudio, y hemos definido algunas de las muchas razones por las que IoT es importante. Las cinco primeras son:

1.- La falta de un equipo integrado para hacer uso de todos los datos de IoT

2.- Los problemas de privacidad con los datos producidos por los dispositivos finales

3.- Calidad y fiabilidad de los datos desde los dispositivos finales

4.- Conectividad y rendimiento para los dispositivos finales

5.- Caso de negocio indefinido para el usuario de la información del dispositivo

Para ilustrar la importancia de la reducción de estos impedimentos, vamos a echar un vistazo a la conexión, o más bien, a la desconexión entre IoT y la preparación ante desastres. Es evidente que los datos generados por IoT pueden desempeñar un papel importante para ayudar a prepararse y responder ante los desastres naturales. 

Durante un reciente hackatón de IoT para ayudar a las víctimas de desastres, seis estudiantes universitarios convocados a la empresa de alta tecnología de PTC con sede en Boston, fueron atrás en el tiempo, a Nueva Orleans en 2005, cuando golpeó el huracán Katrina. Luego armaron un plan general de IoT para contención de desastres que incluye mapas aéreos, una aplicación móvil de streaming de datos en tiempo real, un vehículo aéreo no tripulado y un sensor remoto de todos los datos, los cuales se transmiten a un centro de mando y control centralizado.

Mediante la integración de todos los datos de los dispositivos conectados, los estudiantes fueron capaces de crear escenarios de la vida real, por lo que los equipos de rescate podrían llegar rápidamente a los casos de traumatismos más graves y llevarlos a las instalaciones correctas. A medida que el hackatón era realizado, IoT permitió tomar ventaja de los dispositivos conectados para crear un sistema estupendo con un centro de comando virtual. Al hacerlo, se puede crear una colaboración espontánea, el consenso y la coordinación con una sola misión y propósito común, lo que deriva en un mejor resultado.

Centros de mando con IoT, virtualizados y basados ​​en la nube pueden desplegarse mucho más rápido que sus contrapartes de ladrillo y cemento. Las personas pueden entrar y salir a través de sus dispositivos móviles, y expertos en la materia pueden compartir ideas con transparencia y de forma instantánea. La eficacia de todos los esfuerzos se puede controlar en tiempo real, por lo que es posible cambiar de rumbo o escalar esfuerzos inmediatamente. Utilizando soluciones como Dell Statistica, la información puede ser recogida y seleccionada para conducir a una comprensión más profunda del significado de los datos.

Si IoT hubiera tenido un papel más importante en la “tormenta de nieve de 2015”, tal vez el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) podría haber salvado la honra y la ciudad de Nueva York ahorrado $200 millones de dólares en pérdidas en productividad. En cambio, el NWS fue duramente criticado por la previsión de una tormenta de nieve potencialmente histórica que podía dejar hasta 30 pulgadas de nieve en la ciudad de Nueva York, sin comunicar la incertidumbre de su predicción. Mientras tanto, los funcionarios de la “Gran Manzana” fueron atacados por el cierre de escuelas, carreteras y transporte público por menos de un pie de nieve.

Según The Washington Post, la información de pronóstico deficiente y comunicaciones fallidas fueron la raíz del problema. No sólo el NWS dejó de comunicar adecuadamente la incertidumbre en lo que fue un pronóstico extremadamente complicado, también se quedaron cortos en la presentación de los escenarios más allá del peor de los casos, lo que provocó una ola de pánico ondular a través del corredor noreste del país.

Es muy probable que IoT suministre al servicio meteorológico datos suficientes para producir mínimos y máximos más probables de la caída de nieve y guiar a los pronósticos locales. Pero el hecho de no sumar, integrar y compartir esta información vital llevó a un punto negro en el NWS y la posible pérdida de la confianza pública en las previsiones meteorológicas.

Apuesto a que IoT podría ayudar al NWS en recuperar la confianza del público en su misión primordial de proteger vidas y propiedades. También estoy segura de que a medida que IoT siga evolucionando, se convertirá en una parte predominante de la vida cotidiana, lo que nos permite recoger, visualizar y analizar los datos en nuevas y emocionantes formas. Además de proporcionar las primeras respuestas con centros de mando virtuales que ofrecen una visión práctica cuando cada segundo cuenta, imagino que un día IoT desbloqueará el poder de todo tipo de datos para cambiar la forma en que trabajamos y vivimos.

¿Dónde encaja IoT en tu gran esquema de las cosas? Escríbeme a [email protected] para continuar la conversación.