Infografía: La oficina domina, pero sigue siendo una selva.