Infografía: Los errores más grandes de los empleados en BYOD

Por Ann Braley Smith – Tech Page One

Las empresas recopilan una gran cantidad de información sobre sus operaciones y clientes, por lo que la protección de datos es crucial. Mientras que los negocios pueden emplear las últimas medidas de protección de datos, a menudo son los propios empleados quienes, sin saberlo, crean riesgos de seguridad. Estos son algunos posibles errores de los empleados que deben ser abordados en una política para BYOD.


Errores en BYOD

Primeramente y ante todo, una pobre (o mal aplicada) política definida para BYOD conduce a fugas de seguridad. Aproximadamente el 50% de las empresas que cuentan con sus propias políticas para dispositivos han sido víctimas de violación de datos, sin embargo, casi un tercio de los empleados dicen que su compañía no tiene ningún tipo de directrices de seguridad especificadas para BYOD. Con esta confusión, es fácil ver cómo los trabajadores pueden utilizar dispositivos que ponen en riesgo los datos de la empresa, y no tienen idea de ello.

(Ver también – Infografía: Evita desastres con la hoja de trucos de supervivencia para BYOD)

Las aplicaciones son muy útiles y ayudan a las personas a aprovechar al máximo sus dispositivos, pero muchas de las aplicaciones ocultan códigos maliciosos, listos para infectar dispositivos. Los empleados que descargan aplicaciones no autorizadas podrían terminar comprometiendo a su dispositivo,  que a su vez puede infectar a otros dispositivos conectados a la red. Incluso el uso de programas que parecen inofensivos (como una aplicación de correo electrónico personal) pueden llegar a causar problemas si un trabajador está transmitiendo información de la empresa. Esta es una situación común, un 60% de los trabajadores han pasado por esto.

Por otra parte, muchos empleados comparten sus dispositivos en casa con miembros de la familia, lo que aumenta las posibilidades de descargas de malware. Los empleados también venden o donan sus dispositivos viejos sin borrar los datos de la empresa, lo que puede conducir a que información confidencial caiga en manos equivocadas, o simplemente se pierda.

¿Qué pasa con los nuevos dispositivos? A veces los empleados transfieren archivos valiosos en los nuevos dispositivos que no han sido autorizados por TI, y es probable que carezcan de las medidas de protección necesarias para garantizar la seguridad de los archivos.

Hay otros hábitos que conducen a grandes problemas para la seguridad, como la falta de presentación de informes. De los empleados que se encuentran con problemas de seguridad, sólo el 27% se molestó en informar del problema a TI. Los empleados también tienen una tendencia abrumadora de utilizar sus dispositivos para acceder a redes no seguras, especialmente de acceso Wi-Fi. De hecho, más del 95% de los trabajadores utiliza puntos de acceso Wi-Fi para conectar los dispositivos de la compañía, poniendo los datos de la empresa en situación de riesgo.

El comportamiento del empleado en cuanto a BYOD, puede tener efectos potencialmente dañinos en la empresa, pero la buena noticia es que todos ellos pueden ser tratados. Con un cuidadoso trazado de políticas para BYOD -uno que esté claramente comunicado a los empleados-, se puede reducir o eliminar los incidentes en BYOD que ponen en riesgo a los datos.

No importa el desafío, Dell cuenta con la tecnología necesaria. Conoce algunos casos de estudio.