Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Melissa Arnot: Ascendiendo el Mustang Himal, relajándose con Rugged Latitude

Por Melissa Arnot – Tech Page One

El otoño pasado fui a una aventura hacia lo desconocido, explorando y tratando de escalar algunos picos de reciente apertura en Nepal. Mi equipo era pequeño y estábamos carentes de información sobre la zona a la que nos dirigíamos. Pasamos unos días en Katmandú mirando mapas buscando por alguna señal de lo que sería la zona; sabía con mucha confianza que iba a estar lleno de sorpresas.

Nuestro primer día del viaje contó con 10 horas en un jeep rebotando por caminos ásperos. Periódicamente a todos nos tocó un  descanso ante el rebote constante. Me hubiera gustado ver nuestros petates y tratar de averiguar si el arroz se había convertido en polvo de arroz. ¡Y eso fue sólo el primer día!

Los próximos tres días fueron de una serie de cargas y descargas de jeeps y caballos. Caminamos, montamos a caballo, condujimos y tuvimos bajo control nuestro equipo para asegurarse de que estaba intacto. En el cuarto día llegamos a nuestro campamento base. Era alto, 16 mil pies, y el frío tapaba con una capa de nieve el suelo. Nos pusimos a montar nuestras tiendas de campaña, preparamos comida y establecimos un campamento cómodo, donde íbamos a pasar las próximas dos semanas y media.


Todo nuestro equipo estaba deseoso de explorar los alrededores, por lo que tan pronto como nuestro campamento quedó instalado, nos fuimos a dar un paseo, con la esperanza de espiar a nuestro objetivo por primera vez. Nos quedamos muy sorprendidos de caminar y saltar por encima de la nieve y las rocas por más de cinco horas sin poder ver los picos que queríamos explorar. Estaba empezando a sentir que nunca podríamos llegar allí.

He pasado muchas horas en varios campamentos base en todo el mundo. Este fue sin duda el más remoto y uno de los más fríos. Escuchamos música y así pasamos el rato en nuestra tienda hasta que el sol se puso, y luego fuimos directamente a los sacos de dormir. Me impresionó que pudiéramos ver películas en nuestra notebook Dell Latitude 12 Rugged, que no se vio afectada por el frío como nosotros.

Después de unos días en el campo base hicimos nuestra primera incursión a las regiones más altas, y hacia nuestros objetivos. Nos tomó dos viajes y casi 10 días antes de que tuviéramos algún éxito, pero a eso de las 2 de la tarde en un día cálido de octubre nos las arreglamos para completar la primera ascensión de un pico llamado Mustang Himal. Fue una escalada y una aventura perfecta. Regresamos a nuestro campamento y en los próximos días tomamos el camino de vuelta a la civilización, felices de ser capaz de revisar nuestro correo electrónico en nuestra notebook y de que se mantuviera despierta después de que el sol se puso.

A veces lo desconocido resulta ser justo lo que necesitamos. Me he revigorizado con un sentido de la aventura que había olvidado. Los buenos amigos, las risas y los días duros hicieron de este viaje hacia lo desconocido uno de los mejores.

Para seguir el viaje completo, echa un vistazo al sitio web o en Twitter, Instagram o Facebook.

Deja un comentario