Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Modernizar la red de los campus: BYOD no es sólo para las empresas

Por David Wagner – Tech Page One  

Traiga su propio dispositivo (BYOD, por sus siglas en inglés) no es sólo para las empresas. Los estudiantes están llevando un número inimaginable de diferentes dispositivos a las redes de los campus. Sus demandas están cambiando el rostro de la red de forma rápida. ¿Cómo modernizar la red para mantenerse al día y estar actualizado?

Las necesidades de la red del campus universitario moderno han cambiado significativamente en los últimos años. El cambio más grande puede ser el gran número de dispositivos que están llegando a los centros educativos.

Los estudiantes que alguna vez tuvieron una computadora de escritorio o una computadora portátil ahora tienen teléfonos, tabletas, lectores electrónicos y dispositivos de juego. Y es imposible no contar con esos dispositivos, ya que hoy son de los pocos de tipo estándar. Los estudiantes con bajo presupuesto pueden traer equipos que envejecen y un estudiante internacional podría traer dispositivos o sistemas operativos exóticos. Se necesita una red de campus que pueda manejar todo eso y dar un control como el que tiene un entorno empresarial.

Red del campus: En el frente de BYOD

En esencia, de lo que estamos hablando es de BYOD. En cierto modo, las universidades se han tomado más tiempo para ellas, que las mismas empresas. Desde que el ordenador personal fue la corriente principal, los campus han tenido que hacer frente a una nueva ola de dispositivos que golpean sus dormitorios cada año. A medida que el número de usuarios finales aumenta y el número de vectores de ataque se levanta, las universidades tienen que adaptarse.

La primera manera de abordarlo sería igual que lo hecho por cualquier empresa -con un sólido sistema de gestión de dispositivos móviles (MDM, por sus siglas en inglés)– y un buen conjunto de configuraciones, políticas y procedimientos establecidos. Lee Badman, quien preside la trayectoria de movilidad de Interop, dijo en una entrevista reciente para Enterpriseefficiency.com: "Hay un abanico de grandes soluciones de MDM allá afuera. Pero se necesita una gran labor de introspección para llegar a donde se puede utilizar de manera efectiva. Usted necesita saber qué está protegiendo antes de que sepa cómo protegerlo".

Incluso con un gran conjunto de prácticas en torno al MDM, el problema en un campus universitario es que -a diferencia de una empresa, donde se puede hacer la inscripción MDM sin condiciones de por medio del empleo- los estudiantes se pueden saltar el MDM, incluso si se intenta condicionarlos para la inscripción. No sólo son inexpertos en cuestiones de seguridad, pero seamos sinceros, en un grupo con un promedio de 18 años de edad, no están tan preocupados por su seguridad. Ellos van a mantener los dispositivos alejados de un fácil acceso.

Una cosa a considerar es el aislamiento múltiple en las redes de los campus. Asegúrese de que las redes "estudiante" o "invitado", se mantengan separadas de las redes de apoyo para la investigación, los datos privados para estudiantes y otros datos sensibles; esta es una manera de proteger sus datos más importantes. Combinando este enfoque con las medidas tradicionales de seguridad, como la encriptación y un VPN, usted recorrerá un largo camino hacia la protección de sus usuarios.

Incluso si usted logra abrochar los problemas de seguridad tanto como sea posible, todavía hay una tensión en la red del campus proveniente de todos estos dispositivos y aplicaciones dispares, por no hablar de los grandes datos y otra información de aumento en la demanda proveniente de su personal docente e investigador.

La red del campus moderno necesita dar cabida al Big Data

Probablemente usted está luchando por mantenerse al día con las demandas que se colocan en la red del campus. Una forma, por supuesto, es mantener el gasto. La instalación de Wi-Fi se ha incrementado en la mayoría de las universidades. Por ejemplo, la Universidad de Florida pasó de gastar $400,000 por año en la expansión de W-Fi, a gastar más de $1 millón. Ese nivel de gasto de pronto se convierte en insostenible. Más grandes tuberías y más difíciles puntos de acceso (APs), sólo lo llevarán más lejos.

El aumento del número de puntos de acceso también es un desafío. Una forma de mejorar la gestión de todos los puntos de acceso es a través de un software definido para la creación de redes (SDN, por sus siglas en inglés). SDN le permite gestionar los puntos de acceso con mayor facilidad. Tradicionalmente, el SDN ha sido para infraestructura cableada, pero está empezando a ser utilizado para la conexión Wi-Fi. Incluso si usted no lo utiliza para Wi-Fi, usándolo sólo para redes cableadas aumentará la facilidad de gestión y le permitirá dedicar más tiempo a la supervisión de su red inalámbrica.

Hay muchas cosas que usted puede hacer para que le resulte más sencillo. Pero no importa qué, una buena política de móvil comienza con decidir lo que está dispuesto a aceptar y lo que no está dispuesto a aceptar. Ser selectivo sobre los dispositivos que le permiten acceder a su red de campus y aplicaciones clave, puede llevar un largo camino. Asegúrese de comunicar las razones de sus decisiones y minimizará a los usuarios sin escrúpulos. Recuerde, hay gente en el final de cada uno de esos puntos de acceso. Si usted no trabaja bien con ellos, ninguna política va a funcionar.

Deja un comentario