Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Nuestro continuo compromiso con la lucha contra la explotación infantil en línea

El Internet ha sido una tremenda fuerza positiva, aumentando el acceso a la información, mejorando la capacidad de las personas para comunicarse e impulsando el crecimiento económico. Pero como en el mundo físico, hay rincones oscuros en la web en donde existe el comportamiento criminal.


En 2011, el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC’s) Cybertipline recibió 17.3 millones de imágenes y videos de posible abuso de menores. Esto es cuatro veces más de lo que la División de Menores Explotados (ECD) observó en 2007, y sigue en aumento. Detrás de estas imágenes hay niños reales y vulnerables que son victimizados sexualmente y victimizados aún más mediante la distribución de sus imágenes.

Es fundamental que actuemos como comunidad: como padres, tutores, profesores y empresas preocupadas por ayudar a combatir este problema.

La explotación sexual de menores es un problema mundial que requiere de una solución global. Más de la mitad de las imágenes y videos reportados al NCMEC provienen de fuera de los EE.UU. Con esto en mente, tenemos que mantener y fomentar la comunicación sin fronteras entre organizaciones que luchan contra este problema. Por ejemplo, se puede acceder a CyberTipline de NCMEC desde 60 países, ayudando a las agencias policiales locales a llevar a cabo sus investigaciones de manera eficaz.

Google ha estado trabajando en la lucha contra la explotación infantil desde el 2006, cuando nos unimos a la Coalición de Tecnología, haciendo equipo con otras empresas de la industria de la tecnología para el desarrollo de soluciones técnicas. Desde entonces hemos estado proporcionando software y hardware para ayudar a las organizaciones en todo el mundo a luchar contra la distribución de imágenes de abuso infantil en Internet y ayudar a localizar a niños desaparecidos.

Hay mucho más que se puede hacer, y Google está llevando nuestro compromiso un paso adelante mediante un esfuerzo de $5 millones de dólares para erradicar las imágenes de abuso infantil en línea. Parte de este compromiso se destinará a los socios globales de protección de la infancia, como el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados y la Internet Watch Foundation. Estamos proporcionando apoyo adicional a heroicas organizaciones similares en los EE.UU., Canadá, Europa, Australia y América Latina.

Desde 2008, hemos utilizado la tecnología de “hashing” para etiquetar las imágenes de abuso sexual de menores, permitiéndonos identificar imágenes duplicadas que pudieran existir en otros sitios. Cada imagen ofensiva recibe un identificador único que nuestras computadoras pueden reconocer sin que los humanos tengan que volver a verlas. Recientemente, hemos empezado a trabajar para incorporar “huellas digitales” encriptadas de imágenes de abuso sexual infantil a una base de datos intersectorial. Esto permitirá que las empresas, autoridades y organizaciones de beneficencia puedan colaborar mejor en la detección y eliminación de estas imágenes, así como tomar medidas contra los delincuentes. Hoy también estamos anunciando un Fondo de Tecnología de Protección Infantil de $2 millones de dólares para fomentar el desarrollo de herramientas cada vez más eficaces.

Nuestro propósito es hacer que la información esté ampliamente disponible, pero hay cierta “información” que no debería ser creada o encontrada. Podemos hacer mucho para asegurarnos de que no esté disponible en línea, y que cuando las personas traten de compartir este repugnante contenido sean capturados y procesados.

Publicado por Jacquelline Fuller, Directora de Google Giving

Deja un comentario