Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Pese a advertencias, la mayoría de las empresas aún ejecutan programas de Windows 2003

A pesar de los muchos avisos que se han hecho en referencia a la desaparición de los servidores de Windows 2003, muchas empresas aún dependen de éstos, lo que disminuye su seguridad e incrementa sus riesgos operacionales.

De acuerdo con un estudio hecho en junio por la empresa de servicios de tecnología, Softchoice, que abarcó 200 empresas con un total de 90,000 servidores en sus centros de datos, sólo el 7% se habían actualizado para dejar de depender de los servidores Windows 2003.

Durante el primer semestre de 2015, el 21% de los servidores estudiados aún se ejecutaban en ese sistema operativo, por debajo del 32% que se registró en 2014 y 43% en comparación al año anterior.
La empresa de analytics de centros de datos, CloudPhysics, reportó resultados similares hace unas semanas al encontrar que 18% de todas las máquinas virtuales con servidores Windows siguen ejecutándose con la versión de 2003.

La compañía revisó miles de centros de datos virtuales alrededor del mundo.
A este ritmo, CloudPhysics pronosticó que llegará el año 2018 antes de que el número de estos servidores haya disminuido  a un nivel estadísticamente insignificante.

Según el analista de IDC, Al Gillen, la virtualización permitió a las empresas seguir con sistemas operativos más viejos por más tiempo porque ya no tendrían que actualizarlos cada vez que sustituyeran su hardware.

Los servidores virtualizados no requieren controladores de red o de visualización, ya que el hipervisor abstrae los servidores físicos y todo lo relacionado con ellos. Esto ha sido de ayuda para los clientes que anteriormente tenían que enfrentar actualizaciones continuas para mantenerse al día tanto en sus servidores con en el software de sus sistemas, pero también contribuyó a la instalación de un estimado de 3 millones de nuevos servidores Windows 2003 en 2014 –Al Gillen.

En mayo, otro estudio de IDC estimó que había 1.5 millones de instalaciones con licencia de servidores Windows 2003 en todo el mundo.

Otra encuesta realizada por Spiceworks a más de 1,300 gerentes de TI en empresas de todos los tamaños, mostró que sólo el 14% de los administradores de TI que tuvieron servidores Windows 2003 han completado la migración. La mayoría, el 76%, han emigrado apenas parcialmente o estaban todavía en la etapa de planificación desde enero de este año, cuando se realizó la encuesta. Y cuando pensábamos que las cosas no podrían verse peor un 8% dijo que ni siquiera tenía planes de actualizarse, aún cuando el 85% de aquellos que mantendrían el viejo sistema operativo dijeron estar preocupados por vulnerabilidades de seguridad, 72% por compatibilidad de software y 66% por riesgos en el cumplimiento de normatividad.

Cuando se les preguntó la razón por la que aún no habían hecho la migración, más de la mitad dijeron que los viejos sistemas seguían trabajando bien, otra parte importante dijo que no tenían tiempo, otros señalaron limitaciones presupuestarias y otros pocos afirmaron que la compatibilidad de software era un factor importante.

Existen beneficios y elementos alrededor de este tema, a continuación mencionaremos los más destacados:

Riesgos de seguridad
El software no compatible no recibe los parches de seguridad, y no ofrece muchas de las características de seguridad que las versiones más recientes del sistema operativo han añadido.

Incluso si el viejo sistema se está ejecutando en una red completamente privada, esto no significa que una empresa puede ignorar estos riesgos.

Si su servidor no está expuesto al internet, el riesgo para la empresa es mucho menor, pero la seguridad perimetral ya no es suficiente. Realmente es necesario implementar la seguridad a profundidad, contar con capas de seguridad que ofrecen protección, con independencia del punto de acceso.

Riesgos de cumplimiento de regulación
La mayoría de las cláusulas reguladoras exigen medidas de seguridad razonables para proteger los datos.

La elección de no hacer nada y permanecer en una plataforma sin soporte puede no pasar la prueba de "razonable" en caso de un fallo de seguridad y eso resultaría en multas, así como en  mala prensa y clientes perdidos.

Los riesgos operativos
De seguir con los servidores Windows 2003, las empresas podrían encontrarse con que tienen que pagar considerables sumas en soporte técnico de Microsoft.

Las organizaciones no deberían esperar más, pues Microsoft siempre ha cumplido su palabra en estos temas, como lo hizo con Windows XP.

Además de los riesgos de seguridad, el cumplimiento regulatorio y los honorarios de soporte técnico, hay otras razones para querer deshacerse de los servidores Windows 2003: los nuevos lanzamientos son más eficientes, más fáciles de manejar y tienen mejor funcionalidad.

Deja un comentario