Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Portals: Compartir experiencias en Skype

“Existe mucha oportunidad ahora para tener experiencias bastante poderosas, en un mundo que está más conectado que nunca”, Amar Bakshi, explica el  experiodista convertido en artista. “Pero muy a menudo, usamos esas herramientas para encerrarnos en nuestras propias comunidades. A veces le toma al arte, y a un momento estético, sacudir un poco algunas cosas”.

A juzgar por las expresiones extáticas que radiaban por parte de los participantes, desde que Amar y Sohrab Kashani abrieron su proyecto colaborativo “Portals”, ‘sacudirlo’ parece ser el eufemismo. Sohrab, un artista multidisciplinario con sede en Irán, añade “Este proyecto es muy puro, en que una persona entra al cuarto y ahí está la otra persona, y juntos tienen 15 minutos. Eso es todo, es su tiempo, es su momento”.

Este ‘momento’, compartido entre dos extraños, aunque es orgánico y en movimiento de manera sorprendente, combina contenedores de carga básicos con Skype, una cámara Sentech, y una simple computadora, y prepara a los curiosos participantes con el apunte “¿Qué haría de mañana, un buen día para ustedes?”

Portals con Skype 02

 Amar dice que “Toda la idea detrás del proyecto, era tomar las tecnologías a las que todos tenemos acceso, y volverlo sagrado por la comunidad a la que ponemos en él”.

Mientras que el concepto de “Portals” surgió de manera inicial en la entrevista de Amar ‘How the World Sees America’ en 2007, un viaje global donde la gente de manera repetida, presentaba sus preciadas cartas con sus amigos por correspondencia, no fue hasta principios de este año, después de que Amar y Sohrab cruzaron caminos virtuales, que su proyecto empezó a tomar forma.

“Nos conocimos en Skype. Un amigo en común nos conectó. Nunca había estado en Teherán”, Amar explica. “Y yo nunca había estado en Estados Unidos”, agrega Sohrab. “Pero”, Amar continua, “A pesar de que nunca hemos estado en los países de cada uno, nos hemos conocido muy, muy bien. Aprovechamos al máximo la conexión que tenemos”.

Tal vez es esta noción precisa, de una experiencia compartida, que tiene, y continua tocando al público que cada vez se motiva más. Sohrab dice, “Al principio, la gente titubeaba un poco para adentrarse, pero una vez que lo hacían, ya no querían salir”, él ríe, “Siempre salen con una sonrisa, después de compartir este increíble momento. Hemos tenido gente que ha llorado después de esta experiencia”.

Resulta que, cuando se ofrece una completa y única ventana a la vida diaria de otro individuo, no toma mucho tiempo para que los conocidos encuentren un terreno común. Amar añade, “Saben, yo conozco mi vida, pero mucho cosas pasan en este momento. Es muy raro cuando salimos de nuestras mentes lo suficiente para sentirlo, pero yo creo que esta caja los ayudará a darse cuenta por solo un momento que ‘Wow, hay experiencias compartidas que todos nosotros tendremos en la vida’”.

Hoy en día, el proyecto enlaza Nueva York con Teherán, pero los planes para tener más portales están en proceso, “Buscamos lanzar una red global de estas cajas doradas de espacios físicos, y así poder crear un momento dentro de la caja para el individuo, pero también en público”, explica Amar. “Nuestra gran esperanza es que esas cajas simbolicen tanto el potencial que la gente tiene en la punta de sus dedos, como recordarles la diversión que existe en interactuar con personas diferentes a ellos”.

Pueden aprender más acerca de este proyecto de espacios compartidos en http://www.sharedstudios.com/

Deja un comentario