Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

¿Siempre es más barato Cloud Computing?

Por Gordon Davey – Tech Page One

Las empresas siempre están buscando maneras de reducir el costo de las TI. A menudo, el cloud computing se planteó como una fuente de ahorro de costos, sin un análisis adecuado. Es cierto que cloud computing puede ofrecer enormes ahorros de eficiencia, pero es importante tener en cuenta las situaciones específicas que enfrentan las empresas antes de decidir qué plataforma será más barata. 

‘Siempre en’ costos

Cloud computing es muy flexible, pues está diseñada para la elasticidad. Una empresa puede desplegar una cierta cantidad de recursos de computación y pagar sólo cuando ese recurso está en uso. También se puede acomodar fácilmente a los picos de tráfico que serían muy difíciles o costosos de tratar en un entorno estático.

Este modelo de "pagar por lo que usa" presenta una serie de ventajas evidentes. Si una aplicación se utiliza sólo en determinados momentos, o en ciertos días, el negocio va a gastar mucho menos en los recursos cuando se despliegan en una nube que utiliza este modelo comercial. También resulta en menos cuellos de botella de rendimiento, ya que la infraestructura se puede configurar para ampliarse automáticamente y satisfacer la demanda.

A menudo ocurre lo contrario para un modelo "siempre encendido" de la aplicación. Un software funcionando 24 horas al día, siete días a la semana consume recursos constantemente. En general, esto significa que para este escenario el modelo "pagar por lo que usa" es ineficaz, y el negocio puede ser mejor al usar soluciones de hardware tradicionales.


Equilibrio de beneficios

Al considerar los costos de cloud computing, las empresas también deben tener en cuenta los beneficios adicionales de la nube, como la flexibilidad, la escalabilidad, el mantenimiento reducido y los gastos de apoyo. Con demasiada frecuencia, las organizaciones tratan simplemente de comparar el costo de hardware de reemplazo con un servicio en la nube completa, y esto no es una comparación justa.

Con cualquier servicio o plataforma tradicional, las empresas también podrían llegar a pagar por cualquier actualización, mejora o adición al conjunto de características. Es útil para acercarse a cloud computing con el mismo modo de pensar; a veces hay una pequeña prima por valor agregado y una mayor flexibilidad que no es razonable esperar.

Una solución para el dilema del costo es ejecutar un entorno híbrido. Algunas aplicaciones, especialmente adaptadas a las soluciones sobre-premisa pueden permanecer en ese entorno, mientras que otras se migran a la nube para hacer uso de una infraestructura más flexible. Este arreglo híbrido presenta lo mejor de ambos mundos. Permite que todas las aplicaciones se ejecuten en la plataforma más adecuada de acuerdo con sus características.

Decidir sobre las soluciones

Las empresas deben decidir si vale la pena volver a desplegar aplicaciones existentes en una plataforma en la nube, y eso significa el equilibrio de las prestaciones, características, seguridad, conveniencia y costos. Para algunas empresas, el hardware dedicado todavía tiene un papel importante que desempeñar en la solución.

Es sensato buscar en todas las vías para que los dos enfoques se puedan mezclar. Este arreglo híbrido a menudo resulta en el mejor ahorro posible de costos como parte de una reestructuración integral y reutilización de la infraestructura de TI empresarial.

Checa el siguiente video para más información acerca de las opciones de cloud computing.

¿Siempre es más barato Cloud Computing? – Dell

Dell cuenta con la tecnología necesaria ante cualquier desafío. Conoce algunos casos de estudio.

Deja un comentario