Noticias ciencia y tecnologia computacion internet

Tus mensajes en Snapchat quizás no sean tan efímeros como creías

pandasecurity-snapchat-privacidad-mensajes
De uno a diez segundos. Ese es el tiempo que dura un mensaje en formato imagen o vídeo en Snapchat. Después se borra y se volatiliza en el ciberespacio. ¿O no?.

Unos 150 millones de personas utilizan Snapchat todos los días “porque se sienten libres de divertirse y de expresarse”, según asegura la propia empresa que cambia su nombre para llamarse simplemente Snap Inc.  Esta aplicación de mensajería instantánea ha arrasado en todo el mundo, especialmente entre el público más joven porque es un medio directo, dinámico y que cuenta con divertidas aplicaciones. Además los mensajes, llamados snaps, son efímeros, duran tan solo unos segundos.

Por desgracia los usuarios de esta aplicación se enfrentan a ciertos peligros que pueden poner en riesgo sus mensajes.

El receptor de los snaps puede hacer desde una captura de pantalla hasta una foto o grabación del mensaje (con otro móvil por ejemplo) obteniendo así un archivo que puede compartir con otros usuarios sin permiso de la persona que se lo envió solo a él. En algunos países esto ya ha generado un importante debate ya que con esas capturas se puede desde compartir sin permiso hasta hacer chantaje o ciberacoso en los colegios.

La propia compañía Snap Inc. pone a disposición de sus usuarios unas normas de uso y trucos para no vivir experiencias desagradables. Uno de los consejos más importantes que pueden dar a sus usuarios es tener cuidado con lo que se envía y a quién se envía. Cuando se comparte algo en una red social, queda compartido para siempre ya que el mensaje escapa al control de cualquier usuario. Por lo tanto, vigila lo que compartes.

Recuerda que están prohibidas las actividades ilegales como pornografía o enviar mensajes de contenido sexual (en especial a menores de 18 años). Así que, si tienes hijos deberías conocer el término sexting. Se trata de la grabación y envío de snaps con carácter sexual.

Hay un aspecto importante a tener en cuenta al utilizar Snapchat. A pesar de que la compañía asegura en su politica de privacidad que borran de sus servidores todos los snaps y los chats generados, existen una serie de datos que no se borran y son los metadatos. Por ejemplo, los datos de tu perfil, nombre, email, contraseña, tu número de teléfono. También se registran tus “costumbres” y el contenido que publicas, tus contactos, etc… ¿Cuál es el problema? Si tus datos se almacenan en un servidor en Estados Unidos, cualquier agencia estatal de ese país puede solicitarlos por “motivos de seguridad”. Así que, cuidado con lo que publicas.

La seguridad empieza por uno mismo. Ten controlados siempre tus dispositivos móviles y no permitas que otros utilicen tu cuenta de Snapchat salvo tú mismo. Por tanto no compartas tu password. Y dedícale unos minutos a conocer la aplicación y la configuración de seguridad. Podrás decidir quien puede enviarte snaps o quién puede ver tus contenidos.

Existen un montón de aplicaciones y pluggins para obtener diversión extra. Pero estas aplicaciones no están desarrolladas por la compañía Snap Inc y advierten que pueden poner en riesgo la seguridad de la cuenta de cualquier usuario. Así que ten cuidado con lo que instalas en tus dispositivos móviles.

Snapchat es una aplicación segura pero tiene ciertos riesgos.

La edad media de los usuarios de Snapchat se sitúa entre los 13 y los 25 años.

Los usuarios más jóvenes son los que están más desprotegidos, por lo tanto, es tarea de los padres evitar que sus hijos puedan sufrir algún tipo de ciberacoso. Hablar con los hijos, alertarles de los problema a los que se pueden enfrentar es importante. Además siempre se puede reforzar la seguridad de los niños en las redes a través de programas de protección parental como el Panda Protection Service. Lo bueno de este tipo de software es que se puede instalar en todos los dispositivos móviles del hogar y permite entre otras cosas bloquear contenidos inapropiados.

The post Tus mensajes en Snapchat quizás no sean tan efímeros como creías appeared first on Panda Security Mediacenter.

puedes ver la publicación original aquí

Deja un comentario