Una nueva era para la política y la seguridad de la información

USelection.jpg

Las elecciones del pasado martes desafiaron los dictámenes de los expertos en los medios de comunicación tradicionales. Como muchos expertos han señalado con precisión, aunque tardíamente, el resultado fue un rechazo total a la clase política del país. Más que eso, fue un repudio a la red de información centralizada y dirigida por la élite, que erróneamente creía que sostenía un monopolio sobre la opinión pública. El resultado de las elecciones presidenciales de este año son un indicativo de que el dominio de los periódicos y la televisión por cable ha acabado, y que el nuevo barómetro del estado de ánimo público son las redes sociales, algo que Donald Trump entendió mejor que cualquiera de los analistas y comentaristas que predijeron su derrota.


puedes ver la publicación original aquí